BLOG

23 octubre 2018

Comparativa LEED vs BREEAM: Cuál es la mejor certificación sostenible para tu edificio.

Cada proyecto es diferente, por ello, pretendemos con esta revisión de nuestro post dar luz sobre qué certificación escoger, según las características de cada edificio y cómo se vaya a llevar a cabo su ejecución.

LEEDvsBREEAM
  1. ¿Por qué Breeam y LEED?
  2. Historia
  3. Expansión
  4. Tipología de edificios a los que se adapta
  5. Puntuación
  6. Categoría de créditos
  7. Equipo certificador
  8. Costes certificación

1. ¿Por qué LEED y BREEAM?

Son los dos certificados sostenibles más conocidos y extendidos internacionalmente:

  • LEED (Leadership in Energy and Environmental Design)
  • BREEAM (Building Research Establishment’s Environmental Assessment Method)

Tienen orígenes y características distintas, pero son los dos más exitosos gracias a su reconocimiento, capacidad de adaptación y penetración en el mercado.

Su elección dependerá de las particularidades del edificio a certificar y de los intereses del promotor. Lo más apropiado es que una consultoría con experiencia en ambas certificaciones efectúe una pre-evaluación del edificio bajo los dos sistemas, y así poder determinar cuál es el más ventajoso para cada caso en particular. 

 

Excel comparativo de ambas herramientas:

Excel Comparativo LEED vs BREEAM

 

2. Historia

El orígen de ambas certificaciones es privado, impulsadas por asociaciones sin ánimo de lucro. BREEAM se fundó el 1990 en Reino Unido y es el primer sistema de evaluación de la sostenibilidad en los edificios. LEED surgió tan sólo tres años después, el 1993 en Estados Unidos, gracias a la iniciativa de unas 50 empresas que crearon el USGBC.

BREEAM tiene una visión europea y más local, ya que está adaptada a determinados países de nuestro entorno, en caso que no esté adaptada, se utiliza el esquema BREEAM Internacional que funciona para el resto de países del mundo. Mientras que LEED es global y no cuenta con adaptaciones prácticamente en ningún país.

No obstante, tanto la versión internacional de BREEAM como LEED incorporan puntos extra en ciertos créditos, dichos puntos extra se conceden en función de las características de cada país, son los llamados créditos regionales.

Además, también ambas herramientas establecen convenios de colaboración con organizaciones del propio territorio. En el caso de nuestro país, el USGBC tiene un convenio de colaboración firmado con el GBCe. Mientras que BREEAM ha sido adaptado de forma especifica a nuestro pais y es gestionado por BREEAM ES perteneciente al Instituto Tecnonlógico de Galicia.

3. Expansión

Podemos decir que LEED es el sello sostenible más conocido ya que es el que tiene presencia en más países y con el que colaboran más empresas; en cambio BREEAM, aunque pierda en cantidad de países, gana en edificios certificados en Europa.

Precisamente, LEED estaba presente en más de 136 países, con más de 48.780 edificios certificados y 12.000 empresas miembros a finales de 2015; frente a los 78 países donde opera BREEAM, 561.196 proyectos certificados, y unos 5000 asesores.

En España, LEED opera desde 2006 y actualmente tiene 178 edificios certificados frente los 231 BREEAM, conseguidos des de su primer certificado español en 2010. 

 

Edificios certificados leed y breeam en España

4. Tipología de edificios a los que se adaptan

Según la tipología de cada edificio (ya sea residencial, público, terciario,...) es necesario un método de evaluación que se adapte a sus características, las cuales están clasificadas en esquemas. Los esquemas que tienen cada herramienta son los siguientes:

  • BREEAM: Vivienda, Nueva Construcción, En Uso, Urbanismo, Rehabilitaciones, Infraestructuras
  • LEED v4: Nueva construcción, Escuelas, Tiendas, Centros de datos, Almacenes logísticos, Hospitales, Hoteles, Vivienda, En uso, Rehabilitaciones, Urbanismo.

Con ambas herramientas es posible certificar edificios que se dejarán vacíos para que un futuro el ocupante termine los acabados interiores. Dicho sistema de certificación se llama Núcleo y Envolvente y esta pensado para operaciones que se hacen a riesgo.

Cualquier tipo de edificio puede ser certificado bajo los dos sistemas, tanto si es de nueva creación como existente, y para cualquier tipo de uso: universidades, tiendas, oficinas, hospitales, hogares, campos de fútbol, almacenes logísticos, bloques de viviendas, etc.”

5. Puntuación

En LEED se pueden alcanzar un total de cuatro niveles: Certificado, Plata, Oro y Platino; mientras que en BREEAM existen: Correcto, Bueno, Muy Bueno, Excelente y Excepcional. Así pues, los británicos tienen un nivel extra de puntuación reservado a edificios muy exclusivos.

Puntuaciones posibles de las certificaciones sostenibles LEED y BREEAM
 
El certificado BREEAM más bajo (Correcto) se obtiene con el cumplimiento del 30% de los requisitos, mientras que el Certificado de LEED precisa del 40%.

No por ello se puede deducir que sea más fácil obtener el sello BREEAM, ambas herramientas tienen sistemas de ponderación sencillos y pre-requisitos muy específicos, que se deben cumplir.

Como hemos visto anteriormente, la mayoría de edificios españoles se encuentran en los niveles de puntuación medios, igual que los del resto de países. Precisamente, 105 de los 178 proyectos LEED son Gold y 32 Silver, mientras que 86 de los 253 BREEAM son Muy Bueno. Esto se debe a la gran exigencia de los niveles más altos, a los que es difícil y costoso llegar; por lo que depende de la voluntad de los promotores para invertir en sostenibilidad y no conformarse tan sólo con las puntuaciones mínimas.

6. Pre-requisitos

Dentro de los requisitos de cada categoría existen requerimientos obligatorios, sin los cuáles no es posible la certificación. Los requerimientos optativos sirven para aumentar la puntuación.

En el caso de LEEDlos requerimientos obligatorios se plantean al principio de cada categoría, exigiendo su cumplimiento para seguir adelante con el proceso, dejando de lado la puntuación que se quiere obtener y sin posibilidad de sustituirlos. 

BREEAM, en cambio, plantea un número de requisitos mínimos para cada categoría según el nivel de puntuación que se desea obtener.Por ejemplo, se debe cumplir de forma obligada un requisito de Gestión Sostenible GST1 para obtener un Excelente, en cambio el mismo requisito no es necesario si se desea alcanzar el nivel Muy Bueno. De esta manera, se puede escoger el requerimiento más asequible del apartado para el edificio en cuestión, de entre todas las alternativas posibles.

7. Equipo certificador

En el caso de BREEAM se precisa de un asesor titulado que haya sido formado por BREEAM y que será el líder del proyecto. En LEED, en cambio, los edificios se pueden certificar sin contar con un profesional acreditado LEED AP. No obstante, es altamente recomendable contar con la figura de un LEED AP para facilitar todo el proceso y su colaboración supone un punto más en la certificación final.

En nuestro caso, Zero Consulting es una entidad acreditada por BREEAM para certificar edificios bajo los esquemas de Nueva Construcción, Vivienda y En Uso, con una asesora acreditada en el equipo.

También somos miembros Silver del US Green Building Council  por lo que obtenemos descuentos en las certificaciones LEED, además de contar con varios profesionales acreditados LEED AP.

8. Costes certificación

Diferentes estudios sostienen que el coste medio de las dos certificaciones supone aproximadamente un 2% del coste de construcción del edificio. En la página del USGBC incluso se hace el desglose dependiendo del nivel de puntuación:

  • 0,7%   LEED Certificado / BREEAM Aprobado
  • 1,9%   LEED Plata / BREEAM Bueno
  • 2,2%   LEED Oro / BREEAM Muy Bueno
  • 6,8%   LEED Platino / BREEAM Excelente o Excepcional

En el caso de LEED, las tarifas de todos los tipos de edificios van sujetas a los metros cuadrados que van a ocupar, aumentando notablemente las cantidades en edificios de gran tamaño como los almacenes logísticos. En cambio, BREEAM sólo tiene en cuenta las superficies para los edificios de Nueva Construcción y los proyectos de Urbanismo.

A continuación, hemos supuesto dos casos concretos de edificios que podrían certificarse para poder observar las diferencias. Suponemos que somos miembros Silver LEED, que nunca solicitamos revisiones aceleradas ni apelaciones, ya que estas significan un incremento:

comparativo tasas-leed-breeam

Otras lecturas propuestas:

  

Artur Garcia Cifre

Director de Proyectos en Zero Consulting