BLOG

15 noviembre 2017

Abierto el plazo de presentación de solicitudes para optar a la Línea de Financiación de Eficiencia Energética 2017-2018

El plan de ayudas dispone de 100 millones de euros destinados a mejoras para la eficiencia energética en comercios e industrias, con una mención especial para el sector hostelero

ayudas-eficiencia-energetica-idae

La nueva línea de creditos de ICO-IDAE (Instituto de Crédito Oficial e Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) pretende disminuir el consumo energético de industrias y comercios. Este es uno de los costes principales de los empresarios, sólo superado por los gastos de personal, por lo que puede suponer un beneficio económico para las empresas y una contribución al medio ambiente.

La linea de creditos blandos cuenta con 100 millones de euros en total, de los cuales 70 se van a destinar a industria y comercio, y 30 a hostelería. Las ayudas pueden llegar a los tres millones de euros en el primer grupo, y se deberán llevar a cabo en dos años como máximo; y hasta 1,5 millones en el segundo, a realizar en un año. En ninguno de los casos, se va a tener en cuenta un importe mínimo para disponer de la ayuda.

En el primer caso, las empresas deben disponer de un CNAE 2009 determinado, aunque bastante amplio: industria textil, papel, química, alimentación, muebles, metalúrgica, etc. Por lo que se refiere al comercio, se debe mencionar que queda fuera de la ayuda el intercambio de vehículos motorizados. En el caso de la hostelería, se refiere tanto a restaurantes y bares como a apartamentos turísticos y hoteles.

Todas las empresas que quieran disponer de esta ayuda deberán realizar la petición directamente en su entidad bancaria. Podrán llegar a disponer de la totalidad de su inversión, siempre que las medidas realizadas aparezcan el Catálogo presentado por el IDAE y tengan fecha posterior a la de la petición de la ayuda. Son una excepción los trabajos previos como certificados y memorias técnicas que se podrán recuperar, aunque tengan una fecha anterior, ya que se entiende que se han llevado a cabo pensando en la reforma energética.

Se consideran medidas aceptadas, prácticamente todos los trabajos que se realicen para reducir el consumo energético final y las emisiones de dióxido de carbono diarias, incluyendo montaje de las instalaciones y costes de transporte.

Saber más...

Artur Garcia Cifre

Director de Proyectos en Zero Consulting