BLOG

28 abril 2017

Logistik Gavilanes Getafe será la primera plataforma logística del mundo en obtener el Certificado LEED V4 GOLD.

El proyecto, promovido por Logistik Service, recibirá el certificado LEED v4 GOLD. Lo que la convierte en la primera plataforma logística del mundo en alcanzar la certificación LEED V4 GOLD Warehouse and Distribution Centers. Dicha certificación se adapta a las particularidades de los proyectos logísticos promoviendo medidas de sostenibilidad adaptadas a este tipo de construcciones.

logistica-leed-v4

LEED Warehouse and Distribution Centers.

Getafe, Madrid: El parque logístico aspira a ser el primer almacén certificado LEED V4 GOLD, poniendo especial énfasis en la eficiencia energética, el confort de los usuarios y el análisis del ciclo de vida de los materiales; pero sobre todo hay que destacar, que lo hace teniendo en cuenta las particularidades de los proyectos de logística, que vienen recogidas en la nueva certificación LEED Warehouse and Distribution Centers.

El nuevo esquema LEED para almacenes tiene en cuenta aspectos específicos de este tipo de edificios cómo: la cercanía a vías de transporte de mercancías, la ubicación del polígono, medidas de ahorro de energía para los camiones, dispositivos de ventilación natural en las zonas no acondicionadas, etc.

El proyecto se ha desarrollado desde el inicio con el asesoramiento de Zero Consulting y el excelente trabajo de diseño y construcción de Logistik Service, para alcanzar unos altos objetivos meodioambientales y conseguir que estos sean compatibles con un apurado diseño, plazos de construcción ajustados y soluciones ventajosas para los futuros ocupantes del edificio; y todo ello sin incurrir en sobrecostes innecesarios.

Caso de Estudio...

Características principales del edificio

Logistik Gavilanes es una plataforma con una superficie de aproximadamente 40.000 m2 construidos sobre una parcela de 60.000 m2, perfectamente ubicada. Se encuentra en el Polígono Industrial Los Gavilanes de Getafe, a menos de 20 km del centro de Madrid y conectada a las principales vías de comunicación con el resto del territorio (M-50, A-4 y R-4) y la estación de tren Getafe Industrial C-3 (5 km) que permite el trasporte intermodal.

El almacén se ha diseñado para permitir un almacenaje mixto, estando preparado para frío y secos, siendo por tanto un edificio ideal para la distribución de supermercados online.

La construcción se divide en seis naves de tamaños variables, arrendables de forma independiente o conjunta, que pueden ser adaptadas según las necesidades de los clientes. Cada unidad dispone de oficinas propias y facilidades para la accesibilidad de vehículos de gran tonelaje des de todos los lados.

Plataforma logística certificada LEED v4 formada por seis naves, oficinas y muelles de carga
Distribución de superficies y muelles de cada una de las naves que forman la plataforma logística

Confort y eficiencia energética, dos prioridades básicas

Medidas adoptadas en el Almacén

Con una superficie de 37.600 m2, el almacén dispone de una cubierta con 8 cm de aislamiento y sistemas automáticos que permiten la ventilación natural garantizando el confort térmico en ausencia de climatización. La cubierta dispone de exutorios semitransparentes que permiten una iluminación natural de toda la nave. Dichos exutorios disponen de sensores de viento y lluvia para cerrarse en caso necesario.

La iluminación artificial se realiza mediante tecnología LED con un índice cromático (CRI) de 80 para garantizar un confort visual óptimo y garantizado 200 lúmenes a 80 cm del suelo. La Iluminación natural y artificial se combinan a la perfección mediante sensores de iluminación y presencia consiguiendo así un importante ahorro energético en el principal consumo de todo almacén logístico.

Medidas adoptadas en Oficinas

Las oficinas tiene una superficie de 2.400m2, repartidas entre un edificio anexo de entrada y espacios entreplanta en cada nave, todos los espacios son de ocupación permanente y por lo tanto cuenta con equipos de climatización y ventilación. La ventilación se ha diseñado para garantizar una alta calidad del aire mediante sensores de CO2 y aumento de los caudales mínimos de ventilación en un 30%, lo que permite aumentar las ratios de productividad y reducir el absentismo laboral.

Para conseguir reducir el consumo energético del edificio, la envolvente y los cerramientos de los espacios climatizados tienen un aislamiento superior al 20% respecto a los requisitos mínimos del CTE y el sistema de climatización se lleva a cabo mediante tecnología VRV de alta eficiencia energética. Ello no sólo repercute en un mayor ahorro energético, si no que también tiene gran influencia sobre el confort de los ocupantes ya que mejora notablemente el confort térmico.

En cuanto a la iluminación, al igual que en el almacén, todas las luminarias son de tipo LED con índice de reproducción cromática de 80 y incorporan sensores de luz natural y sensores de presencia.

La distribución de las salas en el interior se ha realizado teniendo en cuenta, además del máximo aprovechamiento solar, la posibilidad de que todos los ocupantes dispongan de vistas directas al exterior desde su puesto de trabajo. Se deja en la zona central de edificio aquellas salas como vestuarios o escaleras, cuya ocupación resulta inferior.

 

Estudio lumínico Daylight para plataforma logística con seis naves industriales LEED v4

 

Captura de imagen del estudio lumínico del edificio de oficinas

Se ha realizado un minucioso estudio para seleccionar aquellos materiales que permiten tener una calidad sonora interior óptima. Se han instalados falsos techos acústicos y se han realizado mejoras de las soluciones constructivas para maximizar el aislamiento y reducir el tiempo de reverberación de las estancias, así como con el exterior.

Además, más del 20% del consumo energético de la plataforma queda cubierto por los paneles solares fotovoltaicos instalados.

Con todas las medidas comentadas, el edificio ha demostrado una reducción del 39,62% respecto a un edificio de referencia definido por la ASHRAE (American Society of Heating, Refrigerating and Air-Conditioning Engineers), asegurando así los primeros 15 puntos de la certificación LEED V4 Warehouse and Distribution Centers.

Además, con medidas como éstas, se aumenta el bienestar de los trabajadores que disfrutaran de un ambiente saneado y un aire de calidad. Antes de la ocupación del edificio está prevista una purga para eliminar los posibles restos contaminantes en el ambiente interior, siguiendo lo indicado en el plan de la calidad del aire interior realizado para el proceso de obra. También se debe mencionar que existe un sistema de monitorización de contaminantes exteriores para evitar su entrada en el edificio.

Materiales con bajo impacto ambiental

Cada vez más, el análisis de la energía necesaria para fabricar los materiales de construcción tiene más importancia a la hora de evaluar el impacto medioambiental de los edificios. Por ello se ha realizado un Análisis del Ciclo de Vida del edificio priorizando los materiales que disponen de Declaración Ambiental de Producto (DAP). Dicho documento nos informa de las emisiones de dióxido de carbono y otros contaminantes relacionadas con la extracción, el transporte de las materias primas y el proceso de fabricación de los materiales. La buena elección de los materiales constructivos y la buena gestión de los recursos han sumado 13 puntos LEED en este proyecto. 

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta son las emisiones de formaldehidos y componentes orgánicos volátiles de los materiales escogidos. Esto, junto con el incremento de la ventilación en un 30% respecto a la normativa, repercute de forma directa en preservar la salud de los trabajadores y mejorar el confort de los ocupantes aumentando la productividad y reduciendo el absentismo.

Por otro lado, hay que destacar el esfuerzo realizado tanto durante la fase constructiva, como durante la fase de uso del edificio para mejorar la gestión de todos los residuos generados.

En este caso, durante la fase de obra se ha reciclado papel, cartón, plástico, metales, madera, escombros, cartón yeso, aslamiento PIR, hormigón y restos cerámicos. Para ello se ha llevado a cabo un proceso de seguimiento durante toda la gestión, mediante una plataforma online que permite recoger todos los albaranes de residuos y llevar un seguimiento mediante fotografías semanales para comprobar el seguimiento de las medidas.

Durante el uso del edificio, está previsto un espacio de almacenaje de residuos correctamente separados, tanto en oficinas como en el almacén.

Otras medidas adicionales especificas para este tipo de proyectos

Dispositivos para reducir la potencia contratada

El edificio dispone de dispositivos que permiten adaptar la demanda de potencia máxima a la potencia contratada. Para ello, ciertos consumos como la carga de baterías de las carretillas eléctricas se han programado para repartirse a lo largo del tiempo en combinación con otros consumos. Con ello se puede reducir la potencia contratada en un 10%, lo que supone un importante ahorro económico.

Tomas en muelles

Se ha dotado la nave de tomas de corriente para vehículos pesado en los muelles de carga. Dichas tomas permiten a los vehículos de transporte detener el motor mientras se realizan las tareas de carga y seguir utilizando equipos de cabina como microondas, aire acondicionado portátil, calentador portátil, etc. con el motor del camión detenido.

Sistema de monitorización energética

Los futuros ocupantes del edificio dispondran de un software online para seguir los principales consumos energéticos de almacén, oficinas, iluminación interior y exterior, que permitirá comprobar los resultados de todas las medidas de ahorro energético propuestas.

Conclusiones

Existe una tendencia innegable a priorizar el confort de los usuarios por parte de promotores y clientes finales de los edificios. Los promotores o propietarios ven incrementado el valor de sus inmuebles en proporción con las medidas que se adopta en esta dirección, siendo por tanto edificios con mayor demanda, especialmente por empresas multinacionales preocupadas por atraer talento y favorecer el bienestear y el confort de sus trabajadores.

Recientemente se han publicado diversos estudios que demuestran que la construcción sostenible y el diseño de edificios pensando en el bienestar de los usuarios mejora su rendimiento y reduce el absentismo. Aspectos como la calidad del aire, la iluminación o el confort visual, están adquiriendo mucha más importancia de la que tenían hace unos años.

Las certificaciones sostenibles son una manera de demostrar que se han tenido en cuenta estos parámetros, cómo y hasta qué punto. Las herramientas de certificacion están trabajando para mejorar en esta dirección, e incluso están apareciendo sellos nuevos que se centran exclusivamente en ella, como el nuevo certificado Well que pone énfasis exclusivmente en aspectos de confort y bienestar.

Caso de Estudio...

 

Artur Garcia Cifre

Director de Proyectos en Zero Consulting