BLOG

20 enero 2017

Nuevo parque logístico Martorelles con certificado BREEAM Muy Bueno

El fondo de inversión británico SEGRO es el promotor de este parque que da cobertura a las necesidades de suelo logístico del primer cinturón industrial de Barcelona. 

SEGRO Logistics Park Martorelles es un proyecto de nueva construcción ubicado en el Polígono Can Roca de este municipio en Barcelona. Se trata del primer centro logístico gestionado por la empresa en nuestro país, y pretende ser un modelo a seguir para las futuras inversiones que planteará el fondo para abrirse al mercado en Barcelona y Madrid.

La empresa se decidió por esta parcela por su buena ubicación, a tan solo 20 km de Barcelona y muy cerca del acceso a la autopista que comunica con el resto del país y Francia. La plataforma multinave suma, en esta primera fase, una superficie construida de 17.586 m2 de un total previsto de más de 35.000 m2.

Algunas de las características más atractivas para las empresas logísticas y grandes marcas que puedan ocupar el centro son: almacenes desde 8.000 m2 sin divisiones, muelles de carga y descarga en la fachada principal y trasera, oficinas totalmente acondicionadas, sistema de monitorización energética y las exigentes medidas antiincendios y de seguridad, entre otros.

Muelles en la fachada principal y trasera
Muelles, ubicados en la fachada principal y en la posterior

A todo ello, unido a su ubicación estratégica, se le han de sumar las ventajas aportadas con la certificación sostenible obtenida BREEAM Muy Bueno. SEGRO se define por la eficiencia y sostenibilidad de sus instalaciones, y en este caso, ha decidido apostar por el estándar BREEAM por su rigurosidad y con los servicios de Zero Consulting por su dilatada experiencia en este tipo de certificaciones. 

Calificación energética A

El edificio de oficinas cuenta con una clasificación energética A, gracias a las medidas adoptadas para obtener la calificación BREEAM como son el aislamiento de la envolvente superior en un 40% a lo establecido por el CTE, un estudio de iluminación natural para el máximo aprovechamiento de la luz solar, un sistema de control de las luminarias mediante sensores lumínicos y de presencia y la iluminación LED de las oficinas y toda la nave.

Se ha realizado también, un modelado del confort térmico que ha permitido garantizar que los espacios ocupados cumplan con la categoría B de la normativa UNE-EN ISO 7730:2006. Este estudio ha permitido evitar errores de construcción que podrían provocar fugas por infiltraciones no deseadas. Para ello tras la finalización de las obras se ha procedido a realizar pruebas de estanqueidad de la envolvente térmica que han confirmado el buen hacer en el proceso de construcción del edificio.

Interior oficinas con sistema de regulación de luz
Interior del edificio de oficinas totalmente acabadas con sistema de regulación de luz

Sistema de Gestión Energética (EMS)

El complejo dispone de un Sistema de Gestión del Edificio (SGEE) que es el encargado de realizar un control automático de los parámetros más importantes para el confort del usuario, a la vez que hacerlo de la forma más eficiente posible, consigue importantes ahorros energéticos. El SGEE gestionar el encendido y apagado de las luces exteriores mediante un reloj astronómico, regular la temperatura de salida de las unidades de climatización en función de los datos obtenidos por sensores de temperatura y ocupación. Además, el SGEE permite conocer telemáticamente y en tiempo real tanto los consumos eléctricos que se están produciendo en cada uno de los principales sistemas de los módulos, como los consumos de agua potable del edificio y sus sistemas generales.

Gestión del agua

Se ha dado también especial importancia a la gestión del agua del edificio. Para ello se ha dotado la instalación de un sistema de recogida de agua de lluvia caída sobre los 18.000 m2 de cubierta que es almacenada en un depósito de 10.000 litros, con capacidad para su posterior aprovechamiento en las descargas de los baños. Los aparatos sanitarios instalados disponen de consumos de agua muy reducidos, siendo todos de nivel 4 o superior. En el exterior, la vegetación precisa de muy poco riego, por tanto, se va a satisfacer únicamente con agua de lluvia durante todas las estaciones del año, puesto que se trata de vegetación autóctona como el romero o el espliego. Todo ello permite la reducción de un 86,8% en el consumo de agua.

Plantas autóctonas con pocas necesidades hídricas
La vegetación del centro logístico está formada por plantas autóctonas con pocas necesidades hídricas

Todos los materiales disponen de Declaración Ambiental de Producto

Los materiales necesarios para la construcción han sido elegidos por sus características ambientales más sostenibles, como resultado de un Análisis del Ciclo de Vida (ACV) a 60 años. Se ha llevado a cabo un seguimiento de los procedimientos establecidos por el Sistema de Gestión Ambiental (SGA) durante todo el proceso de construcción. Se debe destacar que más del 50% de los áridos utilizados son reciclados, obtenidos a partir de los restos de demolición de la estructura existente en la parcela.

Gestión medioambiental de la obra

Por lo que afecta a los residuos, cada contratista y un coordinador de seguridad y salud han sido los encargados de recoger todos los datos de generación que permiten crear informes trimestrales con los metros cúbicos producidos por cada 100m2 de emplazamiento, lo que ha permitido que se reciclasen o reutilizasen más del 90% de los residuos generados. Se ha hecho, además, el seguimiento de los consumos de agua y combustibles derivados de los procesos de obra, lo que concluye en una mayor concienciación del personal y un uso más eficiente y responsable de los recursos.

Ecología y respeto al entorno

En referencia a la ecología y la contaminación, se ha contado con la participación de un especialista en erosión desde el inicio de la obra, se cumple con la normativa para la reducción de la contaminación lumínica nocturna y los sistemas de drenaje cuentan con separadores de aceite y carburante, entre otras medidas. Se debe mencionar también que existe una reserva de un 4% de las plazas aparcamientos para vehículos eléctricos con sus puntos de carga correspondientes. Además, durante las obras se han aplicado medidas de construcción responsable como la correcta señalización de las instalaciones o una política de comunicación con los vecinos. 

Aparcamientos reservados y puntos de carga coches eléctricos

Plaza de aparcamiento reservada para coche eléctrico y dispositivo de recarga

Puesta en marcha

La ocupación del edificio está prevista para el mes de febrero de 2017. Previo a la ocupación, se está realizando un seguimiento de la puesta en marcha de las instalaciones (comissionning) que permita garantizar el funcionamiento óptimo de las mismas. Y a partir de entonces se van a recopilar los datos de consumo de energía y agua del primer año para comprobar que los ahorros estimados en las primeras fases realmente se han cumplido y en qué medida.

Artur Garcia Cifre

Director de Proyectos en Zero Consulting