Urbanismo sostenible: cómo desarrollarlo y sus beneficios

urbanismo-sostenible

El reto del urbanismo sostenible comienza por reciclar los aspectos positivos del urbanismo tradicional para evolucionarlos bajo criterios que abarquen los tres pilares de la sostenibilidad: sociedad, economía y medio ambiente. 

Esto es necesario porque estamos en un punto de avance, que nos obliga a repensar los principios con los que evaluamos las propuestas que afectan al tejido de nuestras ciudades. Tanto usuarios como todos los agentes vinculados al planeamiento y el desarrollo urbano deben implicarse en esto.

¿Qué es el desarrollo urbano sostenible?

Un desarrollo urbano se define como sostenible cuando en su diseño y planificación se han incorporado estrategias de las tres dimensiones de sostenibilidad: social, económica y medioambiental.

[INFORME] Los beneficios de emprender un proyecto de edificación sostenible.  ↓ Descarga el informe gratis ↓

Actualmente, las ciudades en las que vivimos, trabajamos y nos relacionamos no han sido pensadas, en general, para afrontar los desafíos a los que nos enfrentamos. Se han convertido en grandes generadoras de Gases de Efecto Invernadero (GEI), que han destruido el paisaje en el que se asientan. Además, no se han planeado para optimizar la calidad de vida del ciudadano en su día a día. 


Las ciudades del futuro deben trascender las ideas tradicionales y mejorar tanto el tejido existente como los nuevos desarrollos. Así se logra un urbanismo sostenible.

desarrollo-urbano-sostenible

Objetivos y beneficios del urbanismo sostenible

objetivos-urbanismo-sostenible

  • Sociales: 

Elevar el nivel y la calidad de vida de todos los residentes es uno de los objetivos principales del urbanismo sostenible. Las ciudades deben abordar equitativamente las necesidades de todas las personas, independientemente de su género, etnia, condición sociocultural y económica. 

Se deben evaluar las condiciones socioeconómicas y demográficas para realizar mejoras que respalden la equidad social, la salud pública, la asequibilidad y la participación comunitaria.

  • Económicos: 

Además, a través del urbanismo sostenible le damos un valor añadido a los activos y al suelo, atrayendo a inversores. Esto contribuye a evitar la decadencia del desarrollo. 

Por otro lado, aumenta el rendimiento en el trabajo, ya que somos mucho más eficientes cuando gozamos de buena salud y nuestro lugar de empleo es accesible. A través de recorridos peatonales o en bici, sin los agobios de los grandes atascos de tráfico o el transporte público masificado. 

que-es-el-desarrollo-urbano-sostenible

Por último, al haber un mayor control de los procesos del desarrollo, gracias a las medidas de SmartCity, se reducen notablemente los costes de operación y de mantenimiento.

  • Medioambientales:  

Las ciudades cubren aproximadamente entre el 0,5 % y el 2,7 % de la superficie terrestre mundial, pero podrían representar hasta el 70 % de las emisiones de GEI antropogénicas del mundo. Las ciudades consumen una cantidad significativa de combustibles fósiles en varios sectores: transporte, industria, residuos y edificios. 

El sector del transporte es responsable de un 25 % de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía en todo el mundo. El uso del suelo es el motor clave de la movilidad en una ciudad, y la rápida urbanización ha dado lugar a la expansión urbana descontrolada y una mayor dependencia de los vehículos personales motorizados. A través del urbanismo sostenible le damos la vuelta a esto: hacemos la ciudad para el peatón y no para el vehículo.

Además, las urbes son grandes productoras de residuos y consumidores de materiales, lo que representa una gran disminución de recursos naturales. El urbanismo sostenible brinda oportunidades para impulsar una transición global de una economía lineal a una circular. En este modelo, un producto, material o servicio no se convierte con el tiempo en residuo, sino que inicia un nuevo ciclo de vida como recurso.

Por otro lado, la demanda de agua ha ido en constante aumento en las zonas urbanas y periurbanas y está agotando las reservas de agua dulce. Esto está creando una escasez perenne en estas ciudades. Aplicando criterios urbanos sostenibles reducimos el consumo de este valioso recurso y lo volvemos a relacionar con los ecosistemas. Así, aumentamos su resiliencia, y son más capaces de resistir y recuperarse de inundaciones episódicas, sequías, incendios forestales y otros eventos catastróficos.

¿Cómo logramos un desarrollo urbano sostenible?

Los desarrollos urbanos sostenibles deben contar desde fases iniciales de planeamiento y diseño con un análisis holístico para incorporar medidas de sostenibilidad en diversas materias. Enumeramos solo algunas a continuación:

  • Agua. Reinfiltración al terreno a través de SUDS, aprovechamiento de aguas pluviales para riego, monitorización de los consumos de agua a través de contadores inteligentes…
  • Energía. Alumbrado eficiente, bombas eficientes, monitorización de los consumos de energía a través de contadores inteligentes, instalación de renovables…
  • Transporte. Red de bicicleta municipal, carriles bici con aparcabicis, puntos de recarga para vehículo eléctrico, aparcamientos dedicados al carsharing y al motosharing , líneas públicas de autobús, metro y tranvía, accesibilidad peatonal completa…
  • Materiales. Utilizar materiales locales, reciclados y/o reciclables, que tengan una trazabilidad completa de su sistema de aprovisionamiento y obtención, y de su impacto medioambiental.
  • Ecología. Vegetación autóctona y de bajas necesidades hídricas, creación de biotopos para flora y fauna, recuperación de especies en peligro…
  • Residuos. Sistemas de reciclaje, puntos limpios, sistemas de compostaje de los restos de poda y jardinería…
  • Salud. Medición de la calidad del aire, prevención de la contaminación acústica, reducción de la contaminación lumínica, instalación de áreas de ejercicio al aire libre, plantación de huertos urbanos, instalación de espacios de juegos infantiles, minimización de la Isla de Calor Urbana (ICU)…

Urbanismo en las certificaciones de sostenibilidad

Las certificaciones sostenibles son, en la actualidad, la herramienta holística más completa de la que disponemos en materia de evaluación de sostenibilidad de un desarrollo urbano. A continuación, mostramos una lista de algunas de ellas:

  • LEED v4.1 for Cities and Communities
  • DGNB Districts v.2020
  • BREEAM Urbanismo 2020
  • VERDE DU Polígonos (parques logísticos)

Tal y como hemos visto, cómo planificamos la trama urbana afecta directamente a la salud humana, a la gestión de los recursos económicos y a nuestra relación con el medio ambiente. Aplicando de forma gradual las pautas del urbanismo sostenible, nuestras ciudades mejorarán sustancialmente la calidad de vida de las personas. En Zero Consulting estamos comprometidos con este futuro.

New call-to-action